Black Hawk derribado

Más servicios

Filmoteca

Black Hawk derribado

Por Javier Vigara
:: HispaVista : Cine ::


Black Hawk derribado.: MUERTOS SIN ROSTRO

Muchos calificarán de ingenua mi postura, después de leer esta crítica, pero lo cierto es que tras ver "Black Hawk derribado" salí del cine con una mezcla de mosqueo y sensación de tomadura de pelo descomunal. Ambas sensaciones se debían, en gran parte, a que esta cinta es un monumental (y carísimo) truño, un ejercicio de vacuidad sonrojante servido en un envoltorio sofisticado y con una fotografía y unos efectos visuales extraordinariamente brillantes, los cuales, no obstante, no pueden enmascarar que durante las casi dos horas y media que dura el filme no se nos ha contado ab-so-lu-ta-men-te NADA.

Sam Shepard, un militar yanky preocupado: sus chicos no estarán de vuelta para cenarScott o la estética del fascismo fílmico
Esto no es ninguna sorpresa: hace ya demasiado tiempo que Ridley Scott no tiene absolutamente nada que contar. Revolucionó el género fantacientífico con "Alien" y "Blade Runner" (o más bien fueron sus diseñadores de producción quienes lo hicieron) pero, a partir de ahí (¡¡ y estamos hablando de primeros de los 80!!) demostró no tener más rasgo autoral que el esteticismo gratuito (y nada barato, por cierto) en el que quedaba clara su procedencia del mundo de la publicidad.

Bonito día para matarSé que habrá quienes me crucifiquen, afirmando que el director inglés es un genio pero, sinceramente, alguien que no ha realizado más que caras mediocridades envueltas en gasas, oropeles y atmósferas vaporosas desde que en 1982 hiciera su última obra estimable ("Blade Runner"), no puede ser catalogado más que como un fraude. Cuando no algo peor, pues Scott ha ido dejando translucir con los años un tufillo fascistoide en sus obras (recordemos las impresentables odas al autoritarismo que fueron "Tormenta blanca" o "La teniente O'Neill") que le alejan cada vez más del rico existencialismo de "Blade Runner", fruto del material original de Phillip K. Dick, y no de la personalidad creativa del realizador británico, quien (cada vez lo tengo más claro) no entendió en absoluto de qué demonios estaba hablando.

Eric BanaDios bendiga a América... y nos proteja de ellos al resto
Por ello, no esperaba gran cosa de esta cinta (como no se puede esperar gran cosa de ninguna cinta bélica actual procedente de Hollywwod). Sin embargo, lo que realmente me ha indignado de esta, llamémosle así, película, es la desvergüenza, inmoralidad, insulto a la inteligencia y reaccionarismo yanky que supura por cada uno de sus hediondos fotogramas. Aquí es donde, sin duda, aflora mi ingenuidad antes mentada al cabrearme como un mono ante un despropósito como éste. La mayoría de las películas bélicas americanas (salvo contadísimas excepciones), a lo largo del siglo largo de cine que llevamos a cuestas, han hecho de una forma más o menos evidente, apología del país de las barras y estrellas como adalid, líder y defensor de la justicia y la tecnodemocracia en el mundo. Pero como en todo hay grados.

Pacificando que es gerundio¡Qué mala es la guerra!
Hasta hace unos años (y antes del 11 de septiembre, of course), la corriente "ideológica" dentro del cine "de guerra" USA, parecía haberse contagiado de una cierta denuncia (más falsa que una moneda de 3 euros y medio) de las atrocidades de la guerra producto también de algún residuo de las heridas mal cerradas de Vietnam (más debidas a la vergüenza por la derrota que a la culpa por las barbaridades allí cometidas). Si, los guionistas americanos tras su famoso conflicto contra los Charlies descubrieron que la guerra era "algo muy malo". Esto ha durado hasta la actualidad y, de vez en cuando, cineastas como Spielberg o Terrence Malick reparan en este revelador detalle y se sienten impulsados a contárnoslo en imágenes.

Militar americano pacificandoCarne para la picadora
Claro que las cosas cambian y después de que Reagan, Bush padre y Clinton encontraran nuevos y asequibles enemigos de los que salvar a la humanidad, volvieron a alcanzarse los niveles delirantes de autoestima patriótica acostumbrados en la tierra de las hamburguesas. Esto ha acabado dejando meridianamente clara una cosa: la guerra es horrible... pero para los americanos. Los somalíes caen como conejos ante las ráfagas de los americanos pero a un marine le arrancan un dedo... ¡y a ahí está el disgusto!. Los muertos enemigos no tienen rostro, no son más que carne para la picadora, sombras sin nombre que caen sobre los héroes americanos y que, ocasionalmente, matan a alguno de ellos provocándole un sufrimiento atroz y despiadado (nada que ver con la limpieza y asepsia con la que los carniceros yankys masacran por docenas a los "flacuchos" de Mogadiscio).

Malditos 'flacuchos'Números y nombres
Los muertos de la guerrilla somalí son un mero número mientras que cada uno de los fallecidos entre las filas americanas tienen nombre y apellidos. Son particularmente deleznables los rótulos con los que acaba la película en la que se dice textualmente: "1000 somalíes murieron y 19 americanos perdieron la vida"... ¡¡ y a continuación se procede a nombrarlos a todos uno por uno!! (a los americanos, claro). Me quedé esperando que aparecieran los nombres de los 1000 somalíes pero, ¡qué cosas! parece que no consiguieron obtenerlos...

Josh HartnetObscenidad moral
Ya lo sé, ya lo sé... Se trata de un simple y más que habitual ejercicio de glorificación de USA como faro y norte de la humanidad. Enmascarado, por supuesto, bajo una apariencia de entretenimiento, con cierta carga de crítica a los horrores de la guerra (en cuya sinceridad no creería ni la Madre Teresa). No obstante, el hecho de que aceptemos este tipo de discurso, dándolo por inevitable, no excluye (faltaría más) nuestro santo derecho a la pataleta cuando la obscenidad moral de la propuesta (el filme de Scott, en este caso) alcanza proporciones de auténtico bochorno. Y lo peor de todo es que, quizás dándose cuenta de los níveles de fascismo alcanzados, Scott intente parecer conciliador e incluso compasivo (esos planos del niño miliciano que llora a su padre muerto o del padre que lleva en brazos a su hijo sin vida). No hay modo.

Los desastres de la guerra... ¡Un americano herido!Justificando lo injustificable
Al igual que, en el "mundo real", USA utiliza las agresiones a personas o intereses americanos para hacer de su capa un sayo y erigirse en sangriento vengador incontrolado, filmes como el de Scott fortalecen la idea de que cualquier acto bélico americano es justificable ya que el enemigo (es decir, aquel que el imperio del dólar elija en cada momento) es menos que humano y su crueldad para con los hijos de la democracía no deja lugar a dudas. No es de extrañar, por tanto, que en "Black Hawk..." se carguen tanto las tintas en "reflejar" la humanidad (fragilidad) de los soldados americanos pese a que su dibujo psicológico sea absolutamente plano. Los marines yankys tienen asma, epilepsia, miedo, dudas, vacilaciones, sangran y chillan de dolor ante los rastreros ataques enemigos.... Pero se sobreponen (o mueren) valerosamente dejando clara la iniquidad del rival.

Lo pagaréis caros... ¡ flacuchos!Reescribiendo la historia
Para los ilusos que aún defiendan el supuesto realismo de esta película (basada en un libro del periodista del Philadelphia Enquirer Mark Bowson), sólo querría recordarles que el ejercito americano provocó las iras de los "malvados nativos" del lugar extralimitándose hasta el punto de realizar auténticas carnicerías. Que luego éstos se rebelaran o fueran manipulados por los señores de la guerra era una consecuencia más que lógica. En "Black Hawk derribado" se reconstruye un hecho real que debería ser motivo de vergüenza para toda una nación (y no me refiero a Somalia) y se distorsiona hasta el punto de convertir en víctimas y héroes a quienes, so pretexto de pacificar, escribieron una de las páginas más negras de la historia reciente. Ah, para los que opinen que esto es más una descarga de mala leche que una crítica cinematográfica, un solo detalle: además de fascista en lo ideológico y estúpida en lo argumental (no es más que una anécdota estirada), "Black Hawk derribado" es mortalmente aburrida.

Cartelera de Cine

Ver todos los cines

Estrenos

Gorriones

Gorriones

La película narra la historia de Ari, un adolescente de 16 años que vive con su madre en Reikiavik. Pero Ari será enviado de regreso a la remota región de los fiordos occidentales para convivir con su...

Ver trailer de Gorriones | Ver fotos de Gorriones
Tarde para la ira

Tarde para la ira

Curro acaba de salir de prisión tras haber estado encerrado ocho años debido a su participación en el atraco de una joyería. Ahora solo piensa en iniciar una nueva vida junto a su familia, pero debido...

Ver trailer de Tarde para la ira | Ver fotos de Tarde para la ira
Neruda

Neruda

Esta es la historia del escritor Pablo Neruda cuando, en la década de los 40, se convierte en un fugitivo tras afiliarse al partido comunista, viéndose obligado a huir de las autoridades chilenas durante...

Ver trailer de Neruda | Ver fotos de Neruda
Robinson, una aventura tropical

Robinson, una aventura tropical

En una pequeña isla al sur del Pacífico, el loro Mark vive feliz junto a sus amigos. Cielos azules, aguas turquesas, mucha fruta deliciosa e insectos crujientes. Pero todos los días son iguales y Mark...

Ver trailer de Robinson, una aventura tropical | Ver fotos de Robinson, una aventura tropical
Cerca de tu casa

Cerca de tu casa

Cerca de tu casa es un drama musical y social que cuenta la historia de Sonia, una joven mujer que pierde su trabajo, al igual que su marido Martín. Al no poder hacer frente a la hipoteca que tienen que...

Ver trailer de Cerca de tu casa | Ver fotos de Cerca de tu casa
La espera

La espera

Anna (Juliette Binoche) es la madre de un chico joven, cuyo regreso espera por Pascua. Lleva una vida solitaria en su vieja villa de Sicilia, pero su rutina se rompe cuando, inesperadamente, llega al...

Ver trailer de La espera | Ver fotos de La espera

Taquilla

  1. La bella y la bestia

    Ver trailer de La bella y la bestia