Algo que contar

Más servicios

Filmoteca

Algo que contar

Por Javier Vigara
:: HispaVista : Cine ::


El talento  de Gwyneth Paltrow, desaprovechado.: ¡QUÉ ABURRIDO ES EL AMOR!

Espero que ningún lector me malinterprete. No es que servidor subscriba esta frase. Lo que ocurre es que este es, precisamente, el sentimiento que provoca en el espectador la película que nos ocupa. "Algo que contar" es una película plana, aburrida, sensiblera y carente de la menor garra.

No ocurre nada que uno no espere tras conocer la débil premisa argumental: un yuppie cede su billete de avión a un hombre para que éste se reuna con su familia. El avión choca y el hombre muere en lugar del yuppie. Este se siente culpable. Busca a la mujer del difunto (por supuesto, angelicalmente bella) y hace todo lo posible por ayudarla... y, claro está, se enamora de ella y ella de él. El "intríngulis" del filme consiste en el hecho de saber si se atreverá, o no, a decirle a la chica que él es el responsanble involuntario de la muerte de su marido. Evidentemente, sabemos que al final se atreverá, que habrá una crisis en su relación, un sacrificio final y un reencuentro catártico y rezumante de almíbar.

Affleck y PaltrowMuy poco que contar
Sabemos que todo esto va a pasar porque así funcionan los resortes y convenciones del cine romántico. Así sabemos (esperamos) que Richard Gere aparecerá ramo de flores en ristre bajo la ventana de Julia Roberts con expresión de "qué-estupido-he-sido-besémonos-antes-de-que-empiecen-los-títulos-de-crédito-finales" en el desenlace de "Pretty woman". Es lo que los aficionado/as al género esperan, y consumen una y otra vez, siendo espectadores de un relato cuyo armazón ya conocen sobradamente.

Cualquier desvío del esquema clásico (chico y chica se conocen, se enamoran, un conflicto los separa -aparentemente para siempre- , una suma de amor, renuncia, sacrificio del propio yo y buenas intenciones al por mayor los vuelve a reunir. Fin.) no sólamente es innecesario sino, sobre todo, indeseable. Al igual que al aficionado al porno las perífrasis argumentales le traen al fresco, al aficionado/a al cine romántico, cosas como la ironía, el análisis psicológico de los personajes o los finales tristes o abiertos le provocan idéntica frustración.

La primera citaEn el fondo son dos géneros bastante afines. En cada uno de ellos, el espectador encuentra un tipo de compensación a una clase de carencias, ya sean afectivas o sexuales (tampoco hay tanta diferencia entre ambas). Incluso finales aparentemente tristes como los de "Love Story" u "Otoño en Nueva York", películas en las cuales muere uno de los protagonistas, son en el fondo "happy ends". Y es que no hay amor más eterno que aquel que interrumpe la muerte en el cénit de su rosáceo esplendor (no olvidemos que en ambos casos mueren amándose).

Además, como decía Fromm el ser humano está tan incapacitado actualmente para expresar sus sentimientos (en especial la pena) que necesita emociones sustitutivas o más bien situaciones o historias que le den pie a dar rienda suelta al llanto, por ejemplo. También al miedo, claro, pero sobre el mórbido placer de pasar miedo en la sala de cine, aún poniendo en peligro la integridad de nuestra ropa interior, ya hablaremos otro día. Hoy es el cine romántico el que reclama nuestra atención y, antes de que me suba el azúcar, volveré a "Algo que contar". Una película que demuestra que no basta con repetir el archisabido esquema para realizar un buen filme de romance. Hay que hacer latir los corazones. El de "Algo que contar" necesitaba urgentemente un bypass.

El gancho (más que dudoso) de la cinta se basa, por un lado, en el carisma de la pareja protagonista (una bella aunque desaprovechada Gwyneth Paltrow y un Ben Affleck encantado de conocerse) y, por otro, en el eterno recurso del equívoco (también muy aprovechado en la comedia de enredo). Ya se sabe: una mentirijilla sin mala intención que provoca una cadena de más mentiras (en esta cinta tampoco se alarga mucho la cosa, lo que es de agradecer) que al final estallan en la cara de los protagonistas... preparando la catarsis final, las cataratas de amor y la música de violines.

Ben AffleckRealización plana
Sin embargo, nos encontramos ante una de las realizaciones más planas y carentes de imaginación que el cine de Hollywood nos halla ofrecido últimamente. Más cerca de la estética del telefilme que de otra cosa, "Algo que contar" abusa de los primeros planos de Paltrow y Affleck y repite escenarios y encuadre de una forma tan monocorde, impersonal y cansina que la impresión que se lleva el espectador es que su director (Don Roos) estaba deseando terminar el encargo cuanto antes y continuar dándole vueltas a la manivela de los churros a partir del siguiente guión de saldo que llegara a sus manos.

De cirujanos y directores
El único "aliciente" que tiene la cinta es ver el aspecto actual de Jennifer Grey (la protagonista de "Dirty dancing") tras la radical rinoplastia a la que se sometió hace unos años. De no aparecer su nombre en los créditos difícilmente la hubiera reconocido pues el cambio que la modificación de su prominente (aunque no carente de atractivo) naso ha operado en su rostro ha sido espeluznante, convirtiendo su vivaracha y simpática cara en algo tan impersonal como la misma película.

Comentaba la actriz que tras su operación empezaron a escasearle las ofertas porque su nombre estaba asociado a su antiguo rostro y ahora, sencillamente, es irreconocible. Así, que quizás "Algo que contar" sirva, al menos, para desanimar a alguna que otra persona respecto a realizar sobre su anatomía "mejoras" vía bisturí. La imperfección es sinónimo de singularidad y tanto el cirujano de la pobre Jennifer como el director de esta película parecen tener más interés en el campo de la manufactura. Me pregunto: ¿serán ambos la misma persona?.

Cartelera de Cine

Ver todos los cines

Estrenos

Gorriones

Gorriones

La película narra la historia de Ari, un adolescente de 16 años que vive con su madre en Reikiavik. Pero Ari será enviado de regreso a la remota región de los fiordos occidentales para convivir con su...

Ver trailer de Gorriones | Ver fotos de Gorriones
Tarde para la ira

Tarde para la ira

Curro acaba de salir de prisión tras haber estado encerrado ocho años debido a su participación en el atraco de una joyería. Ahora solo piensa en iniciar una nueva vida junto a su familia, pero debido...

Ver trailer de Tarde para la ira | Ver fotos de Tarde para la ira
Neruda

Neruda

Esta es la historia del escritor Pablo Neruda cuando, en la década de los 40, se convierte en un fugitivo tras afiliarse al partido comunista, viéndose obligado a huir de las autoridades chilenas durante...

Ver trailer de Neruda | Ver fotos de Neruda
Robinson, una aventura tropical

Robinson, una aventura tropical

En una pequeña isla al sur del Pacífico, el loro Mark vive feliz junto a sus amigos. Cielos azules, aguas turquesas, mucha fruta deliciosa e insectos crujientes. Pero todos los días son iguales y Mark...

Ver trailer de Robinson, una aventura tropical | Ver fotos de Robinson, una aventura tropical
Cerca de tu casa

Cerca de tu casa

Cerca de tu casa es un drama musical y social que cuenta la historia de Sonia, una joven mujer que pierde su trabajo, al igual que su marido Martín. Al no poder hacer frente a la hipoteca que tienen que...

Ver trailer de Cerca de tu casa | Ver fotos de Cerca de tu casa
La espera

La espera

Anna (Juliette Binoche) es la madre de un chico joven, cuyo regreso espera por Pascua. Lleva una vida solitaria en su vieja villa de Sicilia, pero su rutina se rompe cuando, inesperadamente, llega al...

Ver trailer de La espera | Ver fotos de La espera

Taquilla

  1. La bella y la bestia

    Ver trailer de La bella y la bestia